viernes, 19 de noviembre de 2010

PETATO


Papá.
Hoy salí a buscarte en los recuerdos
a revolver historias familiares que hablen
de tu nobleza de espíritu
que tanto me inspiran el alma
a pesar de los años y ...si puede decirse... la distancia.

Comparto cenas o reuniones casuales
con personas que te conocieron
y siempre sale el: "Había un señor..."
Si, ese eras vos papá.
La gente te recuerda tata del alma!!
Y por ahí me dice:
"Vos debés haber sido un piojito
cuando yo iba invitado a tu casa en la General Güemes."

Me ocurre en todos lados
cuando menos lo pienso alguien me trae tu aliento,
tu mirada, tu forma de conducir, de vestirte,
de tratar a las mujeres,
de pèrderte en los hielos desérticos y antárticos
y regresar para contarnos aventuras
que recordamos letra a letra, palabra a palabra...
Y así "Viajando Hacia el Sur... y más al Sur"
se ha convertido en nuestro orgullo familiar.

El otro día, leyendo el diario,
me entero como salvaste la vida de un crío
que se cayó del tren.
El periódico me cuenta que el niño es ahora contador.
No nos contaste esa aventura no?
Te tiraste atrás del niño
para prestarle los auxilios hasta
que el convoy pare.
El diario lo recordó a pesar de que ocurrió en el 67.

Hace trece años te fuiste viejo soldado de la Patria,
a la que serviste muy lejos de la dictadura tirana,
lo digo por aclarar
por si hay de ti otra mirada...
Aunque saben, los que te conocieron,
que allende tu espada,
fue la pluma del poeta
                                 la que embelleció tu alma.

1 comentario:

  1. Un bello texto con el amor
    Que nace desdés tu alma.
    Un beso Mirta

    ResponderEliminar